EN PROYECTO LA GUAJOLOTA DOCUMENTAMOS Y DIFUNDIMOS EL PATRIMONIO VIVO DE SEMILLAS Y CULTIVOS DE TIANGUISTENGO Y LA SIERRA HIDALGUENSE.

 

BANCO DE SEMILLAS Y CULTIVOS DE LA SIERRA HIDALGUENSE

Durante los últimos treinta años, los sistemas alimentarios se han vuelto homogéneos. Cada vez comemos más de lo mismo. Las cadenas de valor de productos como el plátano, el maíz, el trigo, la papaya se han hecho muy eficientes. Nos hemos acostumbrado a los productos de siempre y eso ha golpeado la diversidad de nuestros sistemas productivos. 

 

Ante la incertidumbre climática de nuestros tiempos, es indispensable mantener vivos todos los recursos genéticos de nuestro territorio, para hacer frente a sequías, inundaciones, plagas. Nuestro campo necesita ser diverso; ser flexible ante las circunstancias climáticas. Por eso necesitamos mantener viva la diversidad, porque cada variedad tiene sus propias fortalezas y ahí reside la capacidad de nuestro campo para que nunca deje de proveer sustento a la población.

En la diversidad también está la nutrición. Cada región tiene sus frutas, nueces, verduras locales. Esta diversidad provee todos los nutrientes, que nos protegen de las enfermedades relacionadas con la alimentación. Desafortunadamente, la agrobiodiversidad se nos está olvidando. Y cuando la siguiente generación rural ya no se dedique al campo existe una preocupación real de que se pierda el conocimiento o incluso la semillas de algunas variedades de alimentos.

Patrimonio Vivo La Guajolota documenta la agrobiodiversidad de Tianguistengo. Empezamos un banco de semillas, para que estos cultivos nunca se olviden y para que en este ejercicio de biodiversidad quepa la reflexión sobre el camino que debemos seguir para construir sistemas alimentarios para la salud. En un país diabético que cada vez come peor, necesitamos resaltar nuestra agrobiodiversidad, y con ello pensar en nuevas cadenas de valor para así asegurar que todos comamos rico, saludable y variado. 

 
IMG_5087.JPG
IMG_5024.JPG
IMG_4543.JPG

MAÍZ "CRIOLLO"

Maíz nativo de la región, lo hay blanco, morado o ¡combinado! Le llaman "criollo", pero en México el maíz no tiene nada de criollo. Es nativo. El municipio es laderoso, su territorio no es capaz de producir suficiente maíz. Mucho maíz se tiene que traer de Sinaloa.

TOMATE PINTO (O TOMATE JABALÍ)

De cáscara resistente, dura mucho y tiene sabor ácido. Es excelente para salsas. Crece en el monte. La siembra es fácil: se abre un tomatito y se riega en el suelo.

CHILACA (O CHILACAYOTE)

De la familia de las curcubitaceas. ¡Es perenne! Esto quiere decir que no hay que estar removiendo el suelo para que cada año produzca. La mata vuelve a brotar y vaya que es productiva. Se come la fruta tierna o madura, sus hojas, flores y semillas. Se tarda en germinar, pero una vez que crece, se expande velozmente. Su cáscara es algo extraordinario de la naturaleza. Resiste meses, incluso años.

IMG_5471.JPG
IMG_5535.JPG
IMG_5523.JPG

AYOTE

De muchos tamaños y formas, es ayote y no calabaza, aunque en La Guajolota aún no nos queda muy clara la diferencia. La cáscara del ayote es suave y arrugada, por dentro es amarillo y dulce, excelente para atole de ayote. El atole se espesa con masa y queda buenísimo. También hervido con mantequilla y sal es un manjar sencillo.

ARBUSTO DE DE NUEZ DE "PIÑÓN"

De cáscara suave y sabor muy neutral, es del tamaño de un cacahuate. Se usa para moles, pero ya casi no se usa. Es un arbusto y crece por esqueje. ¡Wow, por esqueje! Aún estamos averiguando qué tan productivo puede ser.

TESGUA

Una mora silvestre que pinta la boca de azul. En los potreros le echan mata hierba, pero en La Guajolota queremos que no se pierda su consumo. Hay estudios que muestran que ciertas variedades silvestres de alimentos contienen más fitoquímicos saludables que sus respectivas variedades domesticadas. La tesgua empieza a florear en invierno y el frutillo está listo en primavera.

IMG_5447.JPG
IMG_4526.JPG
IMG_5470.JPG

GRANADA (O HUEVO DE CHIVO)

También se conoce a este fruto como tomate de árbol o berenjenilla roja. Se come crudo o cocinado en salsa. Crece silvestremente a media sombra, en el bosque, en la parte alta, fría de Tianguistengo. Muy poca gente consume esta fruta. Sabe acidita pero sabrosa.

HONGO DURAZNILLO (CHANTERELLE)

Un hongo "gourmet", que cuesta mucho en EUA y Europa, porque vale mucho, pero aquí en la plaza de Tianguistengo venden la bolsa a $15 pesos. Es casi imposible cultivarlo, porque vive en asociación con los árboles de encino. Es un hongo silvestre, micorrizal, fruto de esta simbiosis de la que la ciencia apenas está aprendiendo. El hongo (el fruto) aparece entre las hojas de encino unos días después de las lluvias.

TEQUILE

Es un quelite que también llaman cilantro de monte. Necesita mucha humedad y sombra. Es un cultivo delicado semi-domesticado. Se usa para cocinar Xala, un mole típico de Tianguistengo que se prepara con pepitas de calabaza pipian.

IMG_5569.JPG
IMG_5613.JPG
IMG_5577.JPG

QUELITE ALEGRÍA

De la familia de las amaranthaceaes, crece solito en la milpa, se come su hoja tierna hervida. Es una hoja muy nutritiva. Los milperos que usan agroquímicos se quejan de que este quelite ya casi no crece en la milpa.

CHOCOQUILE

También le llaman quelite agrio. Se le echa a los frijoles en lugar de epazote. Hay que quitarle el palito para que no amargue. También se cocina com acelga. 

ENDIVIA o BORRAJA 

Es una hierba del monte, se come cruda como lechuga, tierna para que no amargue. Las personas de Tianguistengo ya casi no la comen. Le da mucha frescura a una ensalada.

IMG_5535.JPG
IMG_5591.JPG
IMG_5600.JPG

PAPALOQUELITE

También lo consideran un quelite pero esta planta sí está domesticada. Se siembra en marzo/abril y se cosecha en verano. La variedad en Tianguistengo es de un color verde morado. Hay que comer mucho para no "repetirlo".

PEMUCHE

Un árbol de frijolito rojo. Se come su flor roja en huevo o tamales. También se le llama colorín. Es un árbol típico de la Huasteca. Esta leguminosa que también se usa como cerco vivo es una fijadora de nitrógeno.

FRIJOL CALAHUASA

Pequeño frijol de la región. Algunas familias aún lo siembran en su huerto. Es muy rico en los tamales o para preparar en tecocos. También le llaman chimiquel. El rojo es de surco y la variedad blanca es de guía.

IMG_5489.JPG
IMG_5611.JPG
IMG_5827 (1).JPG

FRIJOL CUAYAL

Es un frijol perenne, que llaman frijol de monte o frijol parraleño. Se tarda 8-10 meses en crecer y producir, y puede crecer como una enredadera muy muy alta. Se come el frijol y su florecilla roja. También le llaman frijol cuayal a un frijol enredadera que se siembra en la milpa, pero el frijol de colores de esta foto es el frijol de monte, que hay que comerse antes de 4 o 5 meses porque si no se pica. El cuayal de milpa tiene la misma forma pero su color es amarillo homogeneo y es un cultivo anual.

FRIJOL CACAHUATE

Frijol que crece en mata, también le llaman frijol de surco. Es un frijol pintito.

FRIJOL TAMALERO

A este frijol blanco le llaman tamalero. Es trepador. En "mexicano" le dicen enmecatl.

Ciudad de México / Tianguistengo, Hgo., Mexico

©2018 by Proyecto La Guajolota